El Gran Terremoto de Alaska en 1964

El Gran Terremoto de Alaska está considerado como el terremoto más intenso registrado en América del Norte y el segundo del mundo después del Terremoto de Valdivia en 1960.

Ocurrió el 27 de Marzo de 1964 y alcanzó la magnitud de 9,2  MW durando unos 4 minutos y medio. Tiempo suficiente para devastar toda la región y provocar una serie de tsunamis, con la ola más grande medida que llegó a 67 metros de altura.

map-2x

El hipocentro se localizó en la zona conocida como Prince William Sound a unos 25 Km. de profundidad.

Estos mega terremotos se producen en una zona de subducción en la que la Placa del Pacífico se hunde bajo la Placa de Norteamérica pero tiene una particularidad, entre ambas se encuentra la Placa Aleutiniana que es una falla inversa por las fuerzas de compresión entre las dos grandes.

Vamos a explicar esto un poco mejor para que se entienda. Al empujar la Placa de Pacífico hacia el Norte se hunde bajo la Americana, esto esta claro. El problema lo encontramos en el centro con la falla inversa que se comporta justo al revés, es decir, se eleva sobre la del Pacífico pero se hunde en su lado opuesto provocando una tensión gigantesca que cuando se rompe salta como un muelle y produce estos grandes sismos liberando una cantidad descomunal de energía. Encontré este video en youtube que ilustra muy bien esto que les cuento:

Este comportamiento en este lugar concreto hizo que la costa se elevase mientras que tierra adentro se hundiese. En ese momento creó mucha confusión entre los científicos que, después de muchos estudios y mediciones, llegaron a la conclusión de que se podía explicar gracias a la casi recién formulada Teoría de las Placas Tectónicas en la que se exponían que la corteza estaba formada por unas grandes placas que se movían lentamente interactuando unas con las otras y que esas interacciones daban como consecuencia este tipo de terremotos tan devastadores.

Los daños en la región fueron catastróficos aunque el terremoto no dejo más de una quincena de muertes, en parte debido a la poca densidad de población de esta zona de Alaska. Por ejemplo, en Anchorage, a 125 Km. del epicentro se derrumbaron numerosos edificios y los que no, quedaron en su mayoría irreparables, aparte de esto también sufrió numerosos corrimientos de tierras que hicieron todavía más desoladora la imagen de la ciudad. En algunos lugares se llegaron a medir desplazamientos verticales de más de 11 metros.

Anchorage1

Anchorage2

2014-4-April-blog-earthquake1

Un video del momento del terremoto que pude encontrar es el siguiente:

Otras ciudades como Girdwood y Portage sufieron durante el temblor un fenómeno de subsidencia, es decir, su altura sobre el nivel del mar se vió reducida por hundimiento y posteriormente fueron inundadas por la marea. Esta foto es del colegio de Prince William Sound:

Prince

El terremoto se sintió en los lagos y pantanos del Golfo de Luisiana y Texas causando en ellos “seiches” y provocando daños menores.

Por aclarar esto último, el seiche es una onda estacionaria producida en un cuerpo de agua total o parcialmente delimitado. Se producen desde por acción del viento como por terremotos y un ejemplo que todos hemos visto ocurre en las piscinas cuando hay un terremoto y el agua comienza a balancearse de un lado a otro desbordándose hasta que restablece el equilibrio. En este terremoto se observaron seiches en lugares tan alejados como Puerto Rico.

Durante el terremoto de Alaska se produjo un deslizamiento submarino a unos 300 metros de profundidad que provocó una serie de tsunamis devastadores con olas de hasta 67 metros registrada en la Ensenada de Valdez y se sintió en la toda la Costa Oeste y Hawai. Estos tsunamis fueron los responsables de unas 125 muertes.

tsunami-alaska-1964

Este es un video de la Ensenada de Valdez donde se puede apreciar el tsunami

En el caso concreto de la ciudad de Valdez, se había construido sobre arenas deltaicas no consolidadas, y al empezar el terremoto se produjo una licuefacción instantánea mandando toda la zona portuaria al fondo de la bahía con la posterior inundación del mar ayudada por los tsunamis.

En California una de las ciudades más afectadas fue Crescent City a la que llegaron a su costa olas de 6 metros de altura y destruyeron toda la parte comercial de la población frente a la costa.

Antes de seguir hay que hablar un momento sobre un estudio que se realizó porque hubo dos generadores de tsunamis diferentes. Es decir, se produjo un tsunami en mar abierto a lo largo de la plataforma continental bordeando el Golfo de Alaska. Las olas destructivas del tsunami de este área generadora fueron responsables de la destrucción en la península de Kenai, en la isla Kodiak, en las islas Trinity, en la isla de Vancouver, la costa oeste de Estados Unidos y las islas hawaianas.

El otro tsunami se generó debido a los movimientos tectónicos y los deslizamientos de tierra dentro de la Bahía de Prince William Sound que fueron responsables de la mayoría de las olas locales de tsunami que causaron la destrucción y las muertes dentro la bahía. Muy poca de la energía de estas olas del tsunami local escapó de la bahía, contribuyendo prácticamente nada a la energía total del tsunami en mar abierto a lo largo del golfo de Alaska. La mayor parte de la energía de este tsunami se mantuvo dentro de la bahía, reverberando y, en el caso de la Bahía Valdez, estableciendo efectos de resonancia y máxima inundación, horas después del terremoto.

Por la naturaleza de la formación del tsunami en mar abierto llegó a Hawai casi ya sin fuerza y al llegar a Japón ya sólo medía unos centímetros.

La acción combinada del terremoto y los tsunamis destruyeron 5 de las 7 grandes poblaciones de Alaska en ese momento y se convirtió en el desastre más caro del Oeste de los Estados Unidos, Alaska y Canadá.

Bueno chicos, hasta aquí el post de hoy, espero que les haya gustado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *